INICIO > CIUDADANOS > CONSEJOS DE FISIOTERAPIA

CIUDADANOS

CONSEJOS DE FISIOTERAPIA

CONTENIDO CONSEJO

MAYO 2018

CONSEJOS SALUD LABORAL

El absentismo laboral debido a problemas músculo-esqueléticos es un problema actual con el que se están encontrando la mayoría de empresas de la producción y del sector servicios. Gran parte de estas patologías y de las bajas laborales asociadas podrían evitarse educando al trabajador. Esto reportaría en beneficios para la empresa, para el trabajador y para las arcas públicas: la empresa no perdería un activo, el trabajador ganaría en salud y la administración pública ahorraría en recursos.

Uno de los problemas más frecuentes con el que nos podemos encontrar y que observamos en las tareas más habituales del día a día es el mantenimiento de posturas mantenidas y repetidas, como conducir, trabajar en la oficina, comer, descansar o incluso dormir.

Algunos de los errores más comunes que se producen en el puesto de trabajo son:

Realizar llamadas por teléfono manteniendo el dispositivo sujeto entre el oído y el hombro (postura asimétrica y forzada al ser mantenida en el tiempo).

Colocar la pantalla del ordenador en una posición demasiado alta o con un ángulo de giro inadecua-do.

Estar sentado en el borde del asiento de la silla con una inadecuada curvatura lumbar, sin utilizar el respaldo, o cruzar una pierna sobre la otra.

Trabajar en una mesa con una altura inadecuada.

Mantener una postura estática en sedestación, durante un tiempo prolongado, sin realizar cambios posturales.

Todos estos errores e inadaptaciones del puesto de trabajo derivan en una serie de problemas músculo-esqueléticos, no solo de la espalda sino también del resto de articulaciones del miembro superior.

Cabe destacar la relación proporcional entre las horas que pasamos delante de una pantalla y la frecuencia de dolores. Según un estudio realizado por Aichelburg-Rumerskirch y Zapotoczky (1997), trabajar 4 horas delante de la pantalla provoca molestias en un 25% de los trabajadores, trabajar 6 horas afecta a dos tercios de la población, y a partir de las 8 horas el 75% de los traba-jadores es quien se ve afectado.

Dentro de las soluciones se plantean diversas soluciones como realizar:

Ejercicios terapéuticos prescritos por tu fisioterapeuta

Consejos de ergonomía en el puesto de trabajo

EJERCICIOS TERAPEÚTICOS

Fundamentalmente los ejercicios deben ser fáciles de realizar en el entorno de trabajo y no preci-sar de material complejo. Por ello con el uso de una banda elástica podremos realizarlos. Es ne-cesario enseñar al paciente a coger la banda elástica en el caso de que esta no tenga loops.

Los ejercicios se diseñarán para actuar sobre la musculatura afecta de estas posiciones prolon-gadas, por ello es conveniente una valoración previa del fisioterapeuta, para personalizar mejor el tratamiento.

Cabe destacar, que el objetivo de estos ejercicios será, por un lado, relajar la musculatura me-diante estiramientos y por otro lado fortalecer aquella musculatura atrofiada por el tiempo mante-nido de ciertas posturas.

CONSEJOS ERGONÓMICOS EN EL PUESTO DE TRABAJO

Hay que tener en cuenta de que el puesto de trabajo debe de ser dinámico en todo lo posible. Y que el dinamismo nace de la persona, no del mobiliario. La ergonomía puede ayudarnos a preve-nir dolencias, aunque tendremos que tener en cuenta otros factores, como la actividad física, el estrés….de ahí que es muy importante que cada trabajador tome un rol activo, responsabilizán-dose de su propia salud y bienestar

LA PANTALLA

La pantalla deberá de posicionarse justo en frente del trabajador. Si se trabaja con dos pantallas la pantalla secundaria se colocará en un lateral (formando un ángulo de 15˚ respecto a la línea visual). El trabajador deberá girarse hacia la pantalla secundaria rotando su cuerpo sobre la silla giratoria. Asimismo, la pantalla deberá estar colocada a unos 50 cm. de distancia, colocándose la primera línea de escritura a unos 15 cm. por debajo de la línea del ojo. Si hay que trabajar co-piando documentos, la mejor posición del documento será entre el teclado y la pantalla, encima de una bandeja inclinada. La luz deberá de entrar desde el lateral.

Si se trabaja con el ordenador portátil, se recomienda utilizar un teclado externo y elevar la panta-lla del portátil o bien conectar una pantalla externa que permita que se respeten las distancias citadas anteriormente, para poder garantizar una postura adecuada.

Si fuera necesario se cambiarán las gafas bifocales por unas gafas ocupacionales. Las gafas ocupacionales tienen el campo de la visión de cerca ampliado de forma que no es necesario mi-rar por la parte baja del cristal para ver de cerca.

EL TECLADO

El teclado deberá de estar apoyado en plano sobre la mesa, y tener el tamaño y disposición ade-cuada que permita que la muñeca esté en una posición neutra, tal y como puede apreciarse en la imagen. La mejor opción es un teclado abierto con una almohadilla o soporte para apoyar las muñecas.

Por otra parte. el teclado deberá de estar a tal distancia que permita que sobre la mesa se pue-dan apoyar cómodamente los antebrazos, estando el hombro colocado en una abducción en el plano de la escápula (es decir, formando un ángulo de 30˚ anterior al plano frontal). Asimismo, los hombros y el cuello deberán de estar en una posición relajada. Una variante igualmente valida puede ser apoyar los codos en el reposabrazos de la silla y tener el teclado y el ratón tan cerca del borde de la mesa que solamente apoyen las muñecas.

EL RATÓN

El ratón es uno de los elementos más complicado de adaptar para conseguir una ergonomía adecuada en el puesto de trabajo, debido a la gran variabilidad antropométrica de la mano. Utili-zar un ratón inadecuado puede provocar el “Mousearm” o “brazo de ratón”, una dolencia que aparece en el brazo por movimientos repetitivos de los dedos mientras se utiliza el ratón del or-denador. La utilización de un ratón inalámbrico junto con una almohadilla, tal y como muestra la imagen, es una buena alternativa. Si el ratón tiene cable habrá que darle la suficiente holgura co-mo para que podamos trabajar de forma cómoda, sin tener que colocar el brazo en extensión alejado de nuestro cuerpo.

Pero aun manteniendo la postura correcta mientras se utiliza el ratón, pueden aparecer proble-mas en la mano o muñeca. De ahí que se recomiende tener adiestradas ambas manos en el uso del ratón, e ir utilizándolas alternativamente. De esta forma reduciremos la carga que soporta la mano un 50%. También se recomienda reducir el uso de ratón al máximo utilizando los coman-dos (véase Wikihow: ‘utilizar la computadora sin ratón’). Si pese a todas estas recomendaciones la carga de trabajo con el ratón sigue siendo elevada, existen otras alternativas como un ‘roller-mouse’ (un teclado con un scroll incluido) o un ‘touchpad’ o panel táctil externo

LA MESA

La mesa deberá estar a una altura que permita que los codos de la persona que esté trabajando en ella no tengan que estar flexionados más de 90˚. La altura recomendada es 74 cm. (+/-20cm.) para una mesa rígida y de tiempo de uso limitado. En los casos de tiempo de uso prolongado la opción óptima sería una mesa regulable en altura, que nos permitiese trabajar un 30% de nuestra jornada laboral en bipedestación. Debajo de la mesa debería existir suficiente espacio para po-der mover las piernas con libertad, posibilitando la flexo-extensión de las rodillas y la colocación de los pies en rotación externa.

LA SILLA

La silla deberá permitir su regulación en altura e inclinación, tanto del respaldo como del asiento. El respaldo debería tener un apoyo para la zona lumbar. Asimismo, el respaldo y el asiento debe-rían poder moverse en conjunto y por separado. La altura correcta del asiento será aquella que permita tener las rodillas y las caderas en un ángulo de 90˚. Otro aspecto importante es no abu-sar del tiempo de uso de la silla. Una vez sentado hay que tener la posibilidad de mover el cuerpo para poder alternar distintas posturas y para poder estar sentado de forma ‘dinámica’, tal y como puede observarse en la imagen.

Como se aconseja estar sentado de forma dinámica, no se recomienda el uso de un reposapiés (siempre y cuando la persona tenga una altura suficiente como para llegar con los pies al suelo permitiendo una flexión de caderas y rodillas de unos 90˚, y sin que exista demasiada presión en la corva o en el muslo debido al borde del asiento). Para mantener nuestro cuerpo en movimiento evitando posiciones mantenidas, la distribución horaria ideal de la jornada laboral sería: trabajar un 60% de la jornada (aprox. 35min/h) sentados activamente, un 30% (aprox. 20 min/h) de pie y un 10% (aprox. 5 min/h) moviéndonos, por ejemplo, subiendo y bajando escaleras, andando a velocidad elevada, etc.

ABRIL 2018 >>